queque marmoleado de vainilla y chocolate

18 DICIEMBRE
Numar
Rinde
4 porciones
Calificación
Average: 1.5 (2 votes)
Chef
no indicado
IMPRIMIR
Compartir

Los ingredientes

300 gr de azúcar 4 huevos grandes 60 ml de agua hirviendo 1 cucharadita de esencia de vainilla 2 cucharadas soperas de cacao q 150 ml de NUMAR derretida 300 gr de harina 250 ml de leche evaporada 10 gr de polvo de hornear

La preparación

En primer lugar, tamizá la harina junto con el polvo de hornear. Batí los huevos junto con el azúcar hasta conseguir que doblen el volumen, y adquieran un color blanquecino. Añadí la NUMAR, poco a poco y sin dejar de batir. Una vez bien integrados todos los ingredientes anteriores, añadí la esencia de vainilla y seguí batiendo. En este momento añadí 1/3 de la harina y mezclá, hacelo a velocidad baja, esto si lo hacés con batidora, en caso de que lo hagás a mano, debés hacerlo con movimientos suaves y envolventes. Seguidamente colocá la mitad de la leche evaporada y remové hasta que se integre perfectamente en la crema. Añadí 1/3 de harina y remové. Continuá con el resto de la leche evaporada, mezclá y por último añadí la harina que te queda (el último tercio). En este punto tenés una masa blanca con sabor a vainilla. Para hacer la masa de cacao (también lo podés hacer de chocolate), poné el agua a hervir y una vez alcanzado el punto de ebullición, mezclá el agua con el cacao. Separá una parte de crema blanca de vainilla y le añadís el cacao con el agua. Remové bien hasta que quede todo bien mezclado. Prepará un molde de 22.5 cm, engrasá y enhariná tanto la base como los lados. Colocá en la base un círculo de papel encerado del tamaño de la propia base (esto se hace para proteger la base del queque, para que no se haga demasiada corteza). Vertí la mezcla de color blanco (sabor vainilla) y encima echá la de cacao. Mové con un utensilio delgado la mezcla de cacao para que se distribuya un poco en la otra crema y procedé a hornear. Como todos los queques, meté el molde en el centro del horno precalentado a 175º unos 40 minutos hasta comprobar que está bien horneado. Para comprobar si está hecho el queque, se introduce un palillo de dientes en el centro y si sale sin boronas, significa que ya está bien cocinado. En caso contrario, dejalo unos minutos más. El tema del horno es muy particular, recomiendo hornear el queque como tengás la costumbre de hacerlo, cada una conoce su horno y la manera mejor para hornear los queque.

Recetas Relacionadas

QUEQUE MARMOLEADO DE VAINILLA Y CHOCOLATE

Ingredientes

300 gr de azúcar 4 huevos grandes 60 ml de agua hirviendo 1 cucharadita de esencia de vainilla 2 cucharadas soperas de cacao q 150 ml de NUMAR derretida 300 gr de harina 250 ml de leche evaporada 10 gr de polvo de hornear

Preparación

En primer lugar, tamizá la harina junto con el polvo de hornear. Batí los huevos junto con el azúcar hasta conseguir que doblen el volumen, y adquieran un color blanquecino. Añadí la NUMAR, poco a poco y sin dejar de batir. Una vez bien integrados todos los ingredientes anteriores, añadí la esencia de vainilla y seguí batiendo. En este momento añadí 1/3 de la harina y mezclá, hacelo a velocidad baja, esto si lo hacés con batidora, en caso de que lo hagás a mano, debés hacerlo con movimientos suaves y envolventes. Seguidamente colocá la mitad de la leche evaporada y remové hasta que se integre perfectamente en la crema. Añadí 1/3 de harina y remové. Continuá con el resto de la leche evaporada, mezclá y por último añadí la harina que te queda (el último tercio). En este punto tenés una masa blanca con sabor a vainilla. Para hacer la masa de cacao (también lo podés hacer de chocolate), poné el agua a hervir y una vez alcanzado el punto de ebullición, mezclá el agua con el cacao. Separá una parte de crema blanca de vainilla y le añadís el cacao con el agua. Remové bien hasta que quede todo bien mezclado. Prepará un molde de 22.5 cm, engrasá y enhariná tanto la base como los lados. Colocá en la base un círculo de papel encerado del tamaño de la propia base (esto se hace para proteger la base del queque, para que no se haga demasiada corteza). Vertí la mezcla de color blanco (sabor vainilla) y encima echá la de cacao. Mové con un utensilio delgado la mezcla de cacao para que se distribuya un poco en la otra crema y procedé a hornear. Como todos los queques, meté el molde en el centro del horno precalentado a 175º unos 40 minutos hasta comprobar que está bien horneado. Para comprobar si está hecho el queque, se introduce un palillo de dientes en el centro y si sale sin boronas, significa que ya está bien cocinado. En caso contrario, dejalo unos minutos más. El tema del horno es muy particular, recomiendo hornear el queque como tengás la costumbre de hacerlo, cada una conoce su horno y la manera mejor para hornear los queque.